ARTÍCULO. CULTURA Y ESPACIO URBANO

Una ventana para ver la ciudad: el Park Way (1944-2000)

A window to see the city: the Park Way (1944-2000)

José Orlando Jaimes Nieto*
Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, UPTC, Tunja

* Licenciado en Física, Universidad Distrital. Especialista en Computación para la Docencia, Universidad Antonio Nariño. Diplomado en Docencia Universitaria, Universidad Católica de Colombia. Magíster en Historia, Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia. Profesor de las áreas de matemáticas y física en las programas de Ingeniería Civil, Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones y de Ingeniería Industrial, Universidad Católica de Colombia. Actualmente es secretario académico del Departamento de Humanidades de la Universidad Católica de Colombia. Reconocido como uno de los mejores docentes del Departamento de Ciencias Básica, año 2007, y condecorado como Mejor Docente en la categoría El sentido de ser del docente año 2011 y Excelencia Docente año 2012. Publicaciones: Matemáticas y física de ingreso. Bogotá: Tecnoinnovación Tercer Milenio (2001). jojaimes@ucatolica.edu.co

Referencia:Jaimes Nieto, J. O. (2012). Una ventana para ver la ciudad: el Park Way (1944-2000). Revista de Arquitectura, 14, 20-23.

Recibido:octubre 11/2011 Evaluado: agosto 29/2012 Aceptado: septiembre 10/2012


RESUMEN

Trabajo de investigación para examinar el cambio ocurrido en la vida de la ciudad de Bogotá usando una calle como la ventana para ver esa transformación. El lugar: una avenida ubicada en La Soledad, uno de los nuevos barrios que se formaron desde la calle 26 hacia el norte de la ciudad, llamada el Park Way. Esbozada desde el año de 1944 conformaría a partir de ese momento un espacio público dentro de un trazado urbano que puede verse como una combinación entre manzanas y calles interrumpidas por grandes zonas verdes, rompiendo con la planimetría en damero, clásica de la ciudad colonial. Esta calle se constituye a su vez en un espacio público originando cambios tanto en la estructura física como en la vida de la ciudad.

Palabras clave: barrio, calle, élite, grupo social, historia urbana, urbanismo, Bogotá.


ABSTRACT

It is a research made in order to examine the changes Bogota has had along its life. I have taken a street. "The Park Way" as an example of this transformation. This Street is located in "La Soledad" one of the new quarters formed from the 26th Street towards the north side of the city. This street was designed in 1944 with the purpose to build a public area where quarters, streets and greens were combined in order to change the Gridiron plan, a classical style of colonial cities. This public place gave origin to changes into both, physical structure and life style of the city.

Key words: Neighborhood, street, elite, social group, urban history, urbanism, Bogotá.


INTRODUCCIÓN

El interés en la investigación inicia con una aproximación al concepto de ciudad, necesario como referente para describir los cambios en las nociones espaciales y sociales bajo las cuales se define la ciudad colonial frente a los conceptos que definen la urbe republicana, desde su fundación hasta mediados del siglo xx, cuando aún era una aldea de pocos habitantes, y ver que desde el año de 1930 inicia un desarrollo urbano que la convierte a partir de la década de los cincuenta en una ciudad moderna. Se busca también un acercamiento al concepto de ciudad a partir de la forma como ha venido evolucionando con respecto a diferentes factores que la concretan: el origen, la cultura, la religión, la economía, y de otras formas que de alguna manera contribuyen a conceptualizarla, como son las costumbres y la vida cotidiana.

Es así como dentro del campo de investigación en historia social, y de la cultura y vida cotidiana como historia social a la cual hacen referencia Burke (1993) y Hobsbawn (1998) cuando mencionan que la historia social estudia los grupos y alrededor de ellos las palabras y los imaginarios, fundamentos que orientaron la investigación en un lugar de la ciudad de Bogotá, específicamente en la Avenida del Park Way. Una ventana para ver la ciudad: el Park Way (1944-2000), es resultado de la investigación individual como tesis de maestría en Historia en la Universidad Tecnológica y Pedagógica de Colombia (Tunja, Boyacá) entre los años 2002 y 2004. La idea de hacer este tipo de investigación se motiva, en palabras de Burke (1993), en que la nueva historia ha acabado interesándose por casi cualquier actividad humana. Aquí vale la pena recordar a Burke cuando afirma: "Los recuerdos personales permiten aportar una frescura y una riqueza de detalles que no podemos encontrar de otra forma. Posibilita la historia a pequeña escala, ya sea de un grupo o ya sea de orden geográfico: historias locales, de aldea o de barrio" (p. 124).

METODOLOGÍA

El artículo describe los resultados producto de las revisiones y el análisis de las fuentes a partir del método descriptivo y analítico con técnicas basadas en el análisis de citas y conceptos, así como de notas producto de entrevistas y encuestas. Asimismo, se hace una revisión de fuentes documentales como: archivos del Instituto de Desarrollo Urbano, archivos de Planeación Distrital, archivos del Departamento de Planeación Nacional y de la Oficina de Catastro, planos y mapas de Bogotá del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), planos y mapas de Bogotá del Archivo Histórico Nacional, Acuerdos del Concejo de Bogotá, archivos parroquiales y notariales, escrituras públicas de las notarías 1, 4 y 42, así como periódicos, revistas y material fotográfico de Bogotá y documentos impresos acerca de la ciudad. Otras fuentes de vital importancia fueron las entrevistas a residentes del sector que lo habitaron desde la época en que se inició la construcción de la avenida y de otros ciudadanos que habitan actualmente el barrio. Además, la bibliografía permitió contextualizar los conceptos de ciudad, barrio, calle y espacio público.

Estos estudios permiten determinar algunas de las causas que influyeron en el crecimiento de los nuevos barrios entre la calle 26 y Chapinero, y el cambio en el costo del valor de la tierra antes y después del 9 de abril de 1948, que a su vez originó la migración de la gente hacia el norte de la ciudad. Una muestra de la gran rentabilidad de la tierra en estos sectores se aprecia en el área de los lotes ya que el tamaño se redujo a 900 y 1400 metros cuadrados en el año 1944, comparado con las áreas de 1800 y 2300 metros cuadrados que se utilizaban para medir los lotes en los años treinta (Cuéllar, 1988). Es notorio también el cambio en el costo del valor de la tierra en Bogotá que generó un aumento en la valorización que fue creciendo hasta finales de los años ochenta (Wiesner, 1980). Así por ejemplo, el sector ubicado entre las calles 35 a 39, que conformaba parte de la estructura del barrio de La Soledad sobre el Park Way, alcanzó desde el año 1944 valores muy competitivos debido al aumento del avalúo de las propiedades aledañas a la Avenida.

Lo anterior se reafirma con la lectura de planos y algunas escrituras que tendrían influencia en la posterior planeación de la construcción del barrio y de la avenida. En estas revisiones se encuentra que el sector del Park Way era parte de una de las numerosas fincas de la Sabana, con arbustos y pastizales destinados a la cría de ganado vacuno en grandes lotes de terreno ubicados en la zona cercana a un caño que formaba un riachuelo (actual canal del Salitre, sobre la calle 45). Respecto a cómo era el lugar, un 18% de los residentes encuestados respondieron que era un lote muy grande, además contaron que desde la década de los cuarenta el sector fue loteado y cercado por Ospinas & Cía (1995), quienes en representación de la empresa Urbanización La Soledad, realizaron el diseño y el plano del sector donde se destaca el trazado de la Avenida del Park Way. Posteriormente se iniciaron en el lugar algunas construcciones de viviendas para gente de clase alta.

RESULTADOS

Los terrenos de los nuevos barrios como La Soledad y Palermo provienen de diferentes factores, como la geografía de la Sabana, como el costo de la tierra y la forma como se parcelaron, en su mayoría, las grandes fincas sabaneras entre las que se destacan las haciendas La Soledad, El Salitre y Santa Bárbara. Esta expansión lineal de la ciudad hacia el norte trajo consigo una serie de proyectos de urbanización de estas grandes extensiones de terreno, llevados a cabo en su mayoría por empresas privadas dedicadas a la construcción. Las nuevas empresas se encargaron de elaborar los planos de los sectores, que incluían el trazado de las manzanas, de los lotes y de las futuras calles y avenidas. Uno de estos nuevos barrios que se formaron desde la calle 26 hacia el norte fue La Soledad, lugar donde se encuentra la calle del Park Way, trazada desde el año de 1944, conformando así un espacio público dentro de un trazado urbano que puede verse como una combinación entre manzanas y calles interrumpidas por grandes zonas verdes. Espacio público que ha dado origen a cambios tanto en la estructura física como en la vida de la ciudad. Fue así como se constituyó la Avenida del Park Way como una ventana para mirar la ciudad y que permite, además de analizar el grupo social que accede al lugar, conocer su origen, el nombre, la descripción física y las características del lugar.

La Ciudad

La búsqueda de un acercamiento al concepto de ciudad se hace a partir de la forma como ha venido evolucionando con respecto a diferentes factores que la definen: su origen, la cultura, la religión y la economía, y de otras formas que de alguna manera contribuyen a definirla como las costumbres y la vida cotidiana. La ciudad se ha ido transformando en el tiempo tanto en su estructura física como en la forma de sus calles, a medida que se introdujeron nuevas ideas de construcción, nuevos planes y un mejoramiento en los servicios públicos. La forma como se ha estudiado la ciudad recrea la descripción de las grandes urbes en las diferentes civilizaciones a lo largo de la historia, incluyendo la ciudad colonial americana con su modelo de trazado en cuadrícula para luego ver cómo se fue transformando la ciudad colonial de Santa Fe de Bogotá en el siglo xx, proceso que inicia su desarrollo a partir de diferentes propuestas de planeación para convertir la capital en una ciudad moderna.

Una aproximación al concepto de ciudad la define no solo por su parte física sino como una emoción, el lugar de las interacciones diarias, donde el hombre construye sus imaginarios, sus mitos, sus símbolos, que pueden ir extendiéndose en todas las direcciones, que toquen la sensibilidad de las personas y sus mentalidades.

El Barrio

Al observar cómo se ha intentado reconocer el barrio, este se mira como un ente físico fundamental para la urbanización de la ciudad, además se asocia con un hecho social fundado en la segregación de clases o de razas, pero también está influenciado por la función económica, su evolución y su naturaleza, constituyendo estos componentes parte de su imagen (Rossi, 1986, p. 117). Desde una mirada social-antropológica, el barrio en el lugar de la gente que lo crea, lo sustenta y lo vive.

Ciudad y barrio son dos conceptos íntimamente relacionados dado que el barrio es un lugar en el espacio de la ciudad y parte fundamental de la misma, donde el hombre reconoce la vecindad, habita y permanece. El barrio se describe a partir de su significado, de su estructura física y de su diversidad. En la Colonia, el barrio se asociaba a una comunidad autosuficiente, definida y caracterizada tanto por su origen, como por su actividad o papel social. "Es una forma de organización de la sociedad colonial en formas segregadas y controladas de organizar las comunidades (albarrada, parroquia, comunidad de artesanos, organización de grupos étnicos, indígenas, mestizos, etc.)" (Buraglia, 1998, p. 15).

Históricamente, el desarrollo del barrio se dio en torno a la comunidad, a través de grupos sociales y de diferentes actividades, pero causas como el costo de la tierra, la construcción de la vivienda y la vida cotidiana también tuvieron influencia en el desarrollo de esta unidad de ciudad. Un estudio realizado por Guillermo Wiesner Rozo (1980), miembro de la Lonja de Bogotá, describe las variaciones en el valor de la propiedad y hace un análisis general de los precios de la tierra entre 1940 y 1960. La información fue recopilada de los registros notariales llevados por Wiesner y Compañía, desde 1948 hasta la fecha de la publicación del documento (año de 1980); el documento también presenta las ofertas de diferentes lotes realizadas por algunos miembros de la Lonja de Propiedad Raíz y los avalúos realizados por Wiesner y Cía. Ltda.

Uno de los anexos del estudio de Wiesner hace énfasis en el sector llamado Sagrado Corazón, del cual hacen parte los barrios La Soledad y Palermo; en este se aprecian las variaciones en los precios de la tierra debidas a los cambios en el uso de la propiedad y el tipo de personas que van accediendo a ella. Un lugar de condiciones ambientales óptimas, bosques, multitud de quebradas, pequeños lagos y amplios espacios para construir nuevas viviendas, denominadas quintas, para aquellas clases sociales pudientes que ya no lo podrán hacer en la ciudad tradicional.

En la figura 1 se observa un plano elaborado por Ospinas & Compañía en el cual se aprecia el trazado de la Avenida del Park Way, de las manzanas y de los lotes, y diferentes sectores aledaños donde la compañía realizó diversas obras de construcción de viviendas con el nombre de Urbanización La Soledad. En la figura 2 se aprecia el diseño del Park Way en forma de curva (bumerang).

El Park Way

El conector, la nueva avenida parque, una calle que representa una ventana para ver un nuevo ordenamiento en la ciudad: el Park Way. Describiendo su origen, el nombre, la conformación física y las características del lugar, el Park Way marcaría una identidad, un nuevo punto de inflexión en el devenir histórico. La ciudad se muestra diferente a partir de la construcción de la avenida porque su hermoso diseño y armonía la convierten en un símbolo de Bogotá.

A partir de los conceptos desarrollados en Inglaterra, Francia, Austria y Estados Unidos para la creación de los grandes espacios públicos, nace la idea de Park Way como un elemento para conectar la ciudad a través de grandes avenidas arborizadas, no solo como una vía de conexión sino pensando en el bienestar de los transeúntes. La idea de Park Way se conoce en Colombia por primera vez hacia el año de 1920 en el plano del Bogotá futuro. Los cambios propuestos en este plan serían radicales: un sistema vial de forma radial, con calles y avenidas, estas con un ancho espacio verde en el medio y con árboles en los costados llamadas Park Ways.

Esta idea de nuevos barrios con calles amplias y grandes paseos de zonas verdes para la movilidad del peatón fue tenida en cuenta en la construcción de las avenidas 39 y 28, la Carrera 13 en el sur, y la Carrera 22 o Avenida Park Way del barrio La Soledad de Bogotá.

Desde su origen, la calle en Bogotá establece una construcción urbana heredada de la conquista y de la colonia española. La dinámica de la calle genera en torno a su ambiente una relación entre el espacio público y el privado.

Muchos de los que viven en la ciudad no la conocen, para algunos solo existen los lugares en donde viven o por donde transitan, y centran su importancia solo en el barrio donde habitan o en lugares muy reconocidos. Pero en la ciudad las calles se extienden en diferentes formas, tamaños y estilos; se curvan, se alargan y se enroscan; algunas se han convertido en grandes avenidas por las cuales transitan diariamente cientos de autos, pero también existen otras que a pesar de no ser de gran tamaño, son lugares de encuentro, de paseo y de recreación, una de estas es el Park Way, que ya para la década de los ochenta mantiene su parque y arboleda con el diseño original (figura 3).

El grupo social

Aquí es importante recordar a Marc Bloch (1952) en su texto Introducción a la historia, cuando escribe que el objeto de la historia es esencialmente el hombre, allí donde huele la carne humana, sabe que está su presa. Una sociedad está constituida por un determinado número de personas cuyas relaciones los llevan a establecer vínculos, a compartir experiencias, creencias y valores que los identifican como participantes de objetivos comunes. Los individuos que participan de estas sociedades pueden reconocerse como miembros, se expresan con un "nosotros" y desarrollan una mutua simpatía. Las funciones que realizan dependen de las normas, los valores y las necesidades materiales de una sociedad. Su actividad se determina por el contexto en el que se encuentran: en el barrio, en la avenida, en el trabajo o en su comunidad. Aquellos que accedían al barrio La Soledad, y específicamente al sector aledaño a la Avenida del Park Way, eran personas que contaban con grandes ingresos, consideradas de clase alta o élite. En el Park Way se juntaron intereses comunes a ellos, mostrando la forma de crecimiento por expansión de los barrios de clase media y alta, muy notoria en la década de los cincuenta en La Soledad, Palermo y Teusaquillo (Jaramillo, 1992): "La búsqueda para una élite, que estuviese ciertamente cargada de elegancia y dignidad, amén de una simbología de clase social que sus autores no encontraban ni podían encontrar en el repertorio racionalista de entonces" (p. 364). Una característica de las clases sociales bogotanas como la que fue accediendo al Park Way era la de destacar la importancia que revestía para mantener un estatus social el ser exclusivo, de élite, la de construir una vivienda en un lugar al norte de la ciudad. Su gran capacidad adquisitiva les facilitó la construcción de excelentes viviendas, el arreglo del sector y sus alrededores. Ellos conformaban un entorno social que se destacaría por sus grandes espacios, la seguridad, la tranquilidad y principalmente la exclusividad. "Un espacio que influye en el uso del espacio urbano en su apropiación por cierto estrato o clase social" (Saldarriaga, 2000, p. 276).

La Avenida del Park Way es uno de estos lugares que hizo posible, desde la década de los cincuenta, el establecimiento de una élite de clase media alta y alta en el lugar. La solvencia económica de los nuevos residentes les permitió adquirir grandes lotes de terreno y construir alrededor de la avenida amplias casas, para uso exclusivo de vivienda, e ir conformando una sociedad que convierte la Avenida del Park Way en un lugar tranquilo para el paseo familiar, lugar exclusivo para los nuevos residentes. Sus hermosas casas serían tomadas como modelo en otros sectores de la ciudad.

La calle, con el paso de los años, se convirtió en un lugar de atracción para otros generando cambios en el uso de las casas para otras actividades como la banca y el comercio, pero sin dejar de ser un sector de estratificación alta. Ya a mediados de los años ochenta el Park Way tiene sus calles pavimentadas, pero conserva su parque avenida y la arbolada.

CONCLUSIONES

La conformación física del barrio cambia debido a que la Avenida del Park Way es una calle que rompe con la retícula ortogonal colonial al ser diseñada en una forma curvilínea sobre la cual convergen otras calles diagonales, quebradas y curvadas. La Avenida del Park Way cambia la forma rectilínea de una planimetría con ángulos rectos, a una que muestra forma de contornos sinuosos, y que al examinar en el plano corta el barrio en forma de bumerang, como se aprecia en la figura 2. Esta particular forma de construcción de una calle ha sido tomada por muchos arquitectos e ingenieros como modelo en el diseño de nuevas vías. Un ejemplo es la Avenida La Esperanza (Avenida Luis Carlos Galán) lugar donde se encuentran la Embajada de Estados Unidos y la Fiscalía General de la Nación.

El Park Way es una calle que deja huella, tanto en sus residentes como en los transeúntes y en los que la visitan, lo que la convierte en el lugar ideal para el encuentro y para la recreación. Es reconocido en toda la ciudad como una hermosa avenida parque y nombrada aun en el exterior como un sector exclusivo de la ciudad, constituyéndose en un referente, en un hito de la ciudad de Bogotá (figura 3). La elegancia exterior de las casas se ha conservado dando gracia y colorido al entorno urbano que persiste por su calidad ambiental y sobrevive al paso del tiempo. No se aprecian cambios o reemplazos en las construcciones, se mantienen los diseños, lo que llevó a las administraciones anteriores a decretar el sector como parte del Patrimonio Histórico de Bogotá.

El Park Way, una vía que era exclusiva, se fue convirtiendo con el paso de los años en el servicio de la esquina, en el contorno del supermercado, en el banco o en la oficina. La salida de algunos de sus primeros residentes, el arriendo, la venta de algunas de las viviendas, y la adecuación de otras originaron el cambio del uso de la vivienda por el del comercio, afectando así el uso de la calle como lugar de tránsito exclusivo al lugar de todos y de nadie. La dinámica de la calle según los residentes encuestados cambia a la actividad comercial, un 14% la asocia a un parque (figura 4).

La investigación aporta a la historia urbana de Bogotá la comprensión de cómo el costo de la tierra en el sector y la valorización son respuestas a nuevas formas de diseño en la planeación del barrio y de la calle, como fue el trazado y la construcción de la Avenida del Park Way. Asimismo, determina cómo la Avenida del Park Way se convierte, por su diseño y trazado, en un elemento ordenador del barrio y de la ciudad, una obra urbanística que tuvo decisiva influencia en el desarrollo de la ciudad desde la década de los sesenta.

REFERENCIAS

Bloch, M. (1952). Introducción a la historia. México: Fondo de Cultura Económica.

Buraglia D, P. G. (1998). El barrio, desde una perspectiva socio espacial. Hacia una redefinición del concepto. En H. Carvajalino Bayona (Ed.), El barrio. Fragmento de ciudad. (Vol. 5, pp. 11-34). Bogotá: Barrio Taller.

Burke, P. (1993). Formas de hacer historia. Madrid: Alianza Editorial.

Cuéllar Serrano & Gómez. (1988). Arquitectura 1933-1983. Bogotá: Fondo Editorial Escala.

Hobsbawm, E. (1998). Sobre la historia. Barcelona: Grijalbo.

Jaramillo Uribe, J. (1992). Manual de historia III. La arquitectura y el urbanismo. Santa Fe de Bogotá: Tercer Mundo Editores.

Ospinas & Cia. S.A. (1995). Crónicas de una Empresa. 1935-1995. Santa Fe de Bogotá: El Duende

Saldarriaga Roa, A. (2000). Bogotá siglo xx. Urbanismo, arquitectura y vida urbana. Santa Fe de Bogotá: Escala.

Rossi, A. (1986). La arquitectura de la ciudad (Trad. J. M. Ferrer-Ferrer y S. Tarragó). Barcelona: Gustavo Gili.

Samper Ortega, D. (1938). Bogotá 1538-1938. Homenaje del municipio de Bogotá a la ciudad en su cuarto centenario. Bogotá: Litografía Colombia.

Wiesner Rozo, G. (1980). Cien años de desarrollo histórico de los precios de la tierra en Bogotá. Bogotá: División de la Economía Urbana y Regional del Departamento de Desarrollo Económico del Banco Mundial. Documento de Trabajo.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.
Copyright (c) 2012 José Orlando Jaimes Nieto Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.