Caratula #23 Cultura Latinoamericana
Cómo citar
D’Angelo , G. (2016). Salvador de la Plaza y los orígenes del marxismo latinoamericano : el exilio en el desarrollo de un pensamiento revolucionario. Cultura Latinoamericana, 23(1), 20-55. Recuperado a partir de https://editorial.ucatolica.edu.co/index.php/RevClat/article/view/1602

Resumen

El ensayo reconstruye el proceso de formación de la cultura política y de las formas ideológicas del pensamiento de Salvador de la Plaza entre los años estudiantiles y el primer destierro que lo lleva antes a Europa y luego a Cuba y a otros países de América Central. De ahí que su producción se convierta en una de las primeras formas de interpretación marxista de las sociedades latinoamericanas.

Licencia

Derechos de autor 2016 Giuseppe D?Angelo

Creative Commons License
Esta obra está bajo licencia internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0.

Citas

1. Cambur. La inmigración italiana en Venezuela (2013) y La forma dell’acqua. I. La lenta transizione dal fascismo a Salerno capitale (2012).

2. Arturo M. Sosa A., «Prólogo», en Irene Rodríguez Gallad (ed.), El archivo de Salvador de la Plaza, Tomo I, Centauro/Funres, Caracas, 1992, pp. 8-9.


3. Tiene la misma opinión Mailer Mattié, Salvador de la Plaza, un pensador revolucionario venezolano en el olvido, en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=97674.

4. Sobre Juan Vicente Gómez, véanse las biografías más recientes: Simón Alberto Consalvi, Juan Vicente Gómez. Biografía. Libros El Nacional, Caracas, 2014 [1.ra edición, Editorial CEC, Caracas, 2007] y Simón Alberto Consalvi, La guerra de los compadres. Castro vs. Gómez / Gómez vs. Castro. Libros El Nacional, Caracas, 2014 [1ra edición, Editorial CEC, Caracas, 2009].

5. Manuel Rodríguez Campos, Pérez Jiménez y la dinámica del poder (1948-1958). Eldorado, Caracas, 1991.

6. El folleto fue publicado en México en 1929 (Gustavo Machado, Salvador de la Plaza, La verdadera situación de Venezuela. Editorial P.R.V., México, D.F., 1929), pero en una nota declaratoria «a los lectores», se subraya que es una reimpresión de un trabajo publicado en La Habana en 1925: «Tal cual apareció en esa época, lo publicamos sin las anotaciones que posiblemente hubieran querido hacerle sus autores».

7. Luis Vitale, Salvador de la Plaza, sus trabajos y sus días, en http://mazinger.sisib.uchile.cl/repositorio/lb/filosofiayhumanidades/vitale/obras/sys/aaml/m.pdf (el archivo no lleva el número de las páginas).

8. José Carlos Mariátegui, 7 ensayos de interpretación de la realidad peruana. Fundación Biblioteca Ayacucho, Caracas, 2007 [1.ra edición, Minerva, Lima, 1928].

9. Julio Antonio Mella, La lucha contra el imperialismo. Ediciones Sociales, La Habana, 1940.

10. L. Vitale, Salvador de la Plaza…, op. cit.

11. Salvador de la Plaza, «Entrevista que no publicó la gran prensa», en I. Rodríguez Gallad (ed.), El Archivo de Salvador de la Plaza, Tomo II, cit., p. 250. Esta entrevista aparecerá el día 7 de enero de 1966, seis días después de su fecha de nacimiento. Una segunda entrevista fue publicada algunos meses después por el mismo periodista, Julián Montes de Oca («Salvador de la Plaza, un hombre a quien los gobiernos se acostumbraron a hacer preso», en El Nacional, 30 de junio de 1966, ahora en L. Vitale, Salvador de la Plaza…, op. cit.).

12. Salvador de la Plaza, Jacques Duclos, Antecedentes del revisionismo en Venezuela. Fondo Editorial Salvador de la Plaza, Caracas, 1973, p. 28.

13. Manuel Caballero, «La oposición a Juan Vicente Gómez y la oposición al régimen gomecista», en VV. AA., Gómez, Gomecismo y antigomecismo. Universidad Central de Venezuela, Caracas, 1987, p. 101.

14. Manuel Ugarte, «Bolívar y la juventud», en M. Ugarte, La nación latinoamericana. Biblioteca Ayacucho, Caracas, 1978, pp. 22-24.

15. A este propósito, véase Antonio Scocozza, Bolívar e la rivoluzione panamericana. Dedalo, Bari, 1978.

16. M. Ugarte, Bolívar y la juventud, op. cit., p. 22.

17. Lenin, «El proletariado revolucionario y el derecho de las naciones a la autodeterminación», Obras completas, vol. 21. Buenos Aires, Cartago, 1957; edición italiana: Opere complete. XXI. Agosto 1914-ottobre 1915. Roma, Editori Riuniti, 1966, pp. 372-374.

18. J. Montes de Oca, Salvador de la Plaza, op. cit.

19. M. Ugarte, Bolívar y la juventud, op. cit., p. 23.

20. Mailer Mattié, «Un estudiante en Caracas: 40 aniversario de la muerte de Salvador de la Plaza», en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=106551.
21. Salvador de la Plaza, «Discurso pronunciado por Salvador de la Plaza en ocasión de la muerte de Rodó», en Salvador de la Plaza, Diario 1917-1918, edición a cargo de Mailer Mattié. Universidad de los Andes, Mérida, 1993, p. 95.

22. M. Caballero, La oposición a Juan Vicente Gómez…, op. cit., p. 105.

23. I. Rodríguez Gallad, El archivo de Salvador de la Plaza, Tomo I, op. cit., pp. 63-64.

24. Ibíd., p. 51.

25. Jesús Sanoja Hernández, 14 de mayo de 1914, «Qué pasa en Venezuela», mayo de 1964, ahora en VV.AA, Gustavo Machado. De oligarca a comunista. Ediciones Centauro, Caracas, 1975, pp. 239-249.

26. Ibíd., p. 246.

27. Ibíd., pp. 243-244.

28. Salvador de la Plaza, Diario 1917-1918, op. cit.

29. Ibíd., p. 21.

30. Mailer Mattié, «Introducción», en Salvador de la Plaza, Diario 1917-1918, op. cit., p. 17.

31. Federico Brito Figueroa, Las repercusiones de la Revolución Socialista de Octubre de 1917 en Venezuela. Vanguardia, Caracas, 1977.

32. L. Vitale, Salvador de la Plaza…, ob. cit. Sobre el movimiento obrero de Venezuela, véase Julio Godio, El movimiento obrero venezolano. 1. 1850-1944. Editorial Ateneo de Caracas, Caracas, 1983. No coincide con este tema el economista venezolano Claudio Rama, quien examina el debate reforma/revolución desde una perspectiva democrática («El socialismo del siglo xx. El debate Reforma-Revolución, las polémicas de la izquierda y los caminos del socialismo durante el siglo xx», El Nacional, Caracas, 2006, en particular el capítulo «El surgimiento del socialismo democrático en América Latina», pp. 45 y ss.).
33. A. Scocozza, Bolívar e la rivoluzione panamericana, op. cit., p. 93.

34. M. Ugarte, «La salvación de nuestra América», en M. Ugarte, La nación latinoamericana, op. cit., p. 41.

35. Salvador de la Plaza, Diario 1917-1918, op. cit., pp. 26-27.

36. Ibíd., p. 50.

37. Ibíd., pp. 27-28.

38. Mailer Mattié, «Introducción», op. cit., p. 17.

39. Salvador de la Plaza, Diario 1917-1918, op. cit., pp. 83-93.

40. Ibíd., p. 84.

41. Ibídem.

42. Nicolás Hernández, Carta a Carlos León. 4 de noviembre de 1925, en I. Rodríguez Gallad, El archivo de Salvador de la Plaza, op. cit., p. 97.

43. Véase VV. AA., Gustavo Machado, op. cit.

44. Salvador de la Plaza, Diario 1917-1918, op. cit., p. 85.

45. Ibíd., p. 86.

46. Ibíd., p. 88.

47. Ibíd., p. 91.

48. Ibíd., pp. 90-91.

49. S. De la Plaza, «Carta a los estudiantes», en S. De la Plaza, Diario 1917-1918, op. cit., pp. 93-94.

50. M. Caballero, La oposición a Gómez..., op. cit., pp. 106-107.

51. José Carlos Mariátegui, 7 ensayos de interpretación de la realidad peruana, op. cit., p. 101.

52. Ibíd., pp. 102-103.

53. De la Plaza en su Diario solo recuerda la condición de los militares después del fracaso de la insurrección. Escribe que «Los militares secuestrados con motivo del movimiento de enero de 1919, después de ser torturados en Villa Soila fueron trasladados a La Rotunda […]. Sometidos a las torturas del hambre y de la sed, pues solo les pasaban una pimpinita de agua para dos y una vez al día, y un guayoyo en la mañana y una ración de rancho al mediodía consistente en granos de mala calidad, mal cocido, lógicamente al poco tiempo tenían que perecer. Fue así como entre el 9 de septiembre de 1919, a los 8 meses de régimen, que murió el primer militar de hambre y de desesperación el 14 de enero, fallecieron 7 militares, dos por mes» (S. De la Plaza, «Datos sobre La Rotunda», en I. Rodríguez Gallad, El archivo de Salvador de la Plaza, Tomo I, op. cit., p. 67).

54. M. Caballero, La oposición a Gómez…, op. cit., pp. 107-108.

55. Sobre la historia del Archivo de De la Plaza véase I. Rodríguez Gallad, Introducción, op. cit., pp. 34-35. La editora del volumen que recoge el archivo de Salvador escribe: «La importancia de este libro es innegable aunque lamentablemente muchos de los documentos del archivo se extraviaron o el tiempo los fue inutilizando».

56. Ibíd., p. 38.

57. El himno del Partido Comunista de Italia, sección de la Internacional Comunista, es «Passa la guardia Rossa» («Pasa la guardia roja»). El texto fue escrito en 1919 por Raffaele Mario Offidani. Su seudónimo era Spartacus Picenus, en honor al esclavo de Tracia que se rebeló a la servidumbre romana y que también empujó a sus compañeros y paisanos de la provincia de Ascoli Piceno en Italia.

58. C. Rama, El socialismo del siglo xx, op. cit., pp. 46-47.

59. Ibídem.

60. José Carlos Mariátegui, Aniversario y balance, en «Amauta», III, 17, ahora en Archivo José Carlos Mariátegui, Obras completas, vol. 13 Ideología y política, en https://www.marxists.org/espanol/mariateg/oc/ideologia_y_politica/paginas/aniversario%20y%20balance.htm.

61. José Rafael Pocaterra, «Carta a un venezolano que deben leer muchos venezolanos», en I. Rodríguez Gallad, El archivo de Salvador de la Plaza, Tomo I, op. cit., pp. 70-84. Véase también José Rafael Pocaterra, «Carta a un venezolano que deben leer muchos venezolanos», en José Rafael Pocaterra, Memorias de un venezolano de la decadencia. Biblioteca Ayacucho, Caracas, 1990, Tomo 2, pp. 287-296.

62. Ibíd., p. 83.

63. José Rafael Pocaterra, «Carta del 5 de agosto de 1925», en I. Rodríguez Gallad, El archivo de Salvador de la Plaza. Tomo I, op. cit., p. 87.

64. Ídem.

65. J. R. Pocaterra, Carta a un venezolano…, op. cit., p. 70.

66. Ibíd., p. 76.

67. Ibíd., p. 80.

68. Ibíd., p. 83.

69. Muchos ensayos analizan la importancia del petróleo para la vida venezolana. Véanse, por ejemplo, los volúmenes de Federico Brito Figueroa, Historia económica y social de Venezuela, Universidad Central de Venezuela, Caracas, varios años.

70. José Carlos Mariátegui, El movimiento revolucionario venezolano, “Mundial” (Lima), 30 de agosto de 1929, ahora en J. C. Mariátegui, Obras completas, Vol. 12. Temas de nuestra América, en https://www.marxists.org/espanol/mariateg/oc/temas_de_nuestra_america/paginas/movimiento.htm.

71. Ídem.

72. René Arias Riera, «Salvador de la Plaza y la alternativa socialista en Venezuela», en Revista de Filosofía, 60, 2008, n. 3, pp. 100-101.

73. «Carta de Nicolás Hernández a Carlos León», La Habana 4 de noviembre de 1925, ahora en I. Rodríguez Gallad, El archivo de Salvador de la Plaza, Tomo I, op. cit., pp. 93-101.

74. «Carta de Salvador de la Plaza a Carlos León», La Habana 10 de noviembre de 1925, ahora en I. Rodríguez Gallad, El archivo de Salvador de la Plaza, Tomo I, op. cit., p. 109.

75. Ibíd., pp. 109-110.

76. Ibíd., p. 110.

77. Salvador de la Plaza, «El pacto de Gómez con Wall Street», en El Libertador. Órgano de la Liga Anti-imperialista de las Américas, vol. I, n. 8, abril de 1926, pp. 7 y 15; ahora en I. Rodríguez Gallad, El archivo de Salvador de la Plaza, Tomo I, op. cit., pp. 136-140.

78. Ibíd., p. 136.
79. Ídem.

80. Ídem.

81. La “doctrina Drago” es modificada por Horace Porter y es adoptada en La Haya en 1907. Afirma que todas las controversias internacionales deben ser solucionadas antes con arbitrajes que con las armas.

82. Véase Erminio Fonzo, «Italia y el bloqueo de Venezuela», en Cultura Latinoamericana, 2015, n. 21 (enero-junio), pp. 35-61. El ensayo de Fonzo examina sobre todo el papel de Italia, pero también las relaciones entre los tres países europeos, entre ellos y Venezuela y, más en general, con EE.UU. Sobre el desarrollo de las relaciones internacionales, la política de los bloqueos, la “doctrina Drago”, el “corolario Roosevelt” y la “doctrina Drago/Porter”, véase Mauro Megliani, Debitori sovrani e obbligazionisti esteri, Milán, Giuffrè, 2009.

83. Manuel Rodríguez Campos, Venezuela 1902. La crisis fiscal y el bloqueo. Perfil de una soberanía vulnerada. U.C.V., Caracas, 1977, p. 267.
84. E. Fonzo, Italia y el bloqueo de Venezuela, op. cit., p. 60.

85. S. De la Plaza, El pacto de Gómez con Wall Street, op. cit., p. 136.

86. De la Plaza llama Castro el “león” o “el mono de los Andes”.

87. Ibíd., p. 137.

88. S.A. Consalvi, Juan Vicente Gómez. Biografía, op. cit., pp. 103-104. Véase también Harold F. Peterson, Diplomat of the Americas: A Biography of William I. Buchanan, 1852-1909. Albany, State University of New York Press, 1977, pp. 328 y ss.

89. La bibliografía sobre el petróleo de Venezuela y las relaciones entre la economía y la política del país caribeño es muy extensa. Para reconstruir toda la historia puede ser útil el volumen de Aníbal R. Martínez, Cronología del petróleo venezolano, Foninves, Caracas, 1976.

90. S. De la Plaza, El pacto de Gómez con Wall Street, op. cit., p. 138.

91. J. Fred Ripp y Clyde E. Hewitt, «Cipriano Castro, Man without a country», en The American Historical Review, 1949, n. 1, p. 53.

92. El general Arévalo Cedeño deja el partido en el mismo año de su fundación. Su preocupación es la orientación política e ideológica que va a asumir el PRV y en particular su naturaleza de organización marxista y comunista. El partido decide expulsarlo el 9 de septiembre de 1927. Véase «La local de México del Partido Revolucionario Venezolano», ahora en I. Rodríguez Gallad, El archivo de Salvador de la Plaza, Tomo I, op. cit., pp. 179-180.

93. Salvador de la Plaza, «Carta a Emilio Arévalo Cedeño», La Habana 11 de noviembre de 1925, ahora en I. Rodríguez Gallad, El archivo de Salvador de la Plaza, Tomo I, op. cit., pp. 113-114 (cursivas fuera del texto).

94. Lino Morán Beltrán, Lorena Velásquez, y Vileana Meleán, «Gustavo Machado y los orígenes del marxismo en Venezuela», en Revista de Filosofía, 2005, vol. 23, n. 49, pp. 28-46, Disponible en: http://www.scielo.org.ve/scielo.php?pid=S0798-11712005000100002&script=sci_arttext.

95. G. Machado y S. De la Plaza, La verdadera situación de Venezuela, op. cit., p. 3.

96. En todo el folleto la expresión “clase obrera” se encuentra solo una vez, cuando se habla de «sindicalización de la clase obrera», acerca de los principios básicos de la revolución venezolana (Ibíd., p. 80).

97. Véase Giuseppe D’Angelo, «Salvador de la Plaza y la reforma agraria en Venezuela (1942-1954)», en Cultura Latinoamericana, 2012-1, n. 15, pp. 109-135.

98. Armando Córdova, Inversiones extranjeras y subdesarrollo. El modelo primario exportador imperialista. Universidad Central de Venezuela, Caracas, 1973.

99. Héctor Malavé Mata, Formación histórica del antidesarrollo de Venezuela. Panapo, Caracas, 1986, en particular el párrafo “La república del petróleo”.

100. La teoría de la “dependencia” es atribuida ––como es conocido– al economista argentino Raúl Prebisch, que la formuló en los años sesenta. Fernando H. Cardoso, Problemas del subdesarrollo latinoamericano, Nuestro Tiempo, Ciudad de México, 1973; Fernando H. Cardoso y Enzo Faletto, Dependencia y desarrollo en América Latina, Siglo XXI, Ciudad de México, 1969; Celso Furtado, Desarrollo y subdesarrollo, Eudeba,1964; André Gunder Frank, Latin America: Underdevelopment or Revolution. Essays on the Development of Underdevelopment and the Immediate enemy. Monthly Review Press, New York/London, 1969 [edición italiana: America Latina: sottosviluppo o rivoluzione, Einaudi, Torino, 1971].

101. Manuel Gonzáles Abreu, Venezuela foránea, Universidad Central de Venezuela, Caracas, 1980, en particular los párrafos sobre Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez, pp. 39-110.

102. G. Machado y S. De la Plaza, La verdadera situación de Venezuela, op. cit., p. 6.

103. Ibíd., p. 8.

104. L. Morán Beltrán, L. Velásquez, y V. Meleán, Gustavo Machado y los orígenes del marxismo en Venezuela, op. cit.

105. J. C. Mariátegui, 7 ensayos de interpretación de la realidad peruana, op. cit., p. 54.

106. G. Machado y S. De la Plaza, La verdadera situación de Venezuela, op. cit., p. 12.

107. Ibíd., p. 13.

108. G. Giorgetti, Contadini e proprietari nell’Italia moderna. Rapporti di produzione e contratti agrari dal secolo xvi a oggi. Einaudi, Turín, 1974.

109. La ley sobre la libertad de contratos decreta la libertad de usura y la expropiación por deudas sin posibilidad de recuperar los bienes expropiados. Así se consagra la usura como privilegio de exigir, por los préstamos en dinero, intereses sin alguna limitación y al mismo tiempo se ofrece al acreedor una garantía absoluta por los bienes del deudor. Véase V. Scotto Di Carlo, Venezuela. La violenza come fattore di geografia. Loffredo, Nápoles, 1980, p. 84.

110. Las definiciones de modelo latifundista de desarrollo, de acumulación desarticulada y de dualidad funcional se hallan en Alain De Janvry, The Agrarian Question and Reformism in Latin America. The Johns Hopkins University Press, Baltimore, 1981. Sobre el concepto de minifundio, véase el estudio de Daniel Faber, «Imperialismo e crisi ambientale in America Latin», en Capitalismo Natura Socialismo, 1991, n. 1, p. 67.

111. Véase Giuseppe D’Angelo, «Ciclos económicos en Venezuela de 1945 a 1990», en Cultura Latinoamericana, 2012-1, n. 15, pp. 115-116.

112. G. Machado y S. De la Plaza, La verdadera situación de Venezuela, op. cit., p. 25.

113. Ibíd., p. 28.

114. J. C. Mariátegui, 7 ensayos de interpretación de la realidad peruana, op. cit., pp. 100-101.

115. Ibíd., p. 102.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Sistema OJS 3 - Metabiblioteca |